Pantalla solidaria

El Festival Internacional de Cine de Murcia IBAFF sigue apostando por acercar la cultura a todo tipos de colectivos. En esa línea y de la mano de la ONG Solidarios para el Desarrollo, el domingo 4 de marzo volvió a compartir una jornada de cine con los internos del Centro Penitenciario Campos del Río. A la visita acudieron Jesús de la Peña, director del festival, y Belén Unzurrunzaga, responsable de Marketing y Relaciones públicas del certamen, por parte del IBAFF, y Mª Ángeles Carnacea Cruz y su equipo de voluntarios, en representación de la ONG.

Como ya hiciera en 2017 durante la octava edición, IBAFF acercó a los reclusos –concretamente a los de los módulos de respeto 6, 7, 15, 16– una selección de cortometrajes para hacerles partícipes del festival. Las películas visionadas fueron Sub Terráe, Plus Ultra, Äiti, Memory of the land, The man in the bushes, Interiors and exteriors. La iniciativa supero las expectativas de la organización y, aunque 270 presos pudieron disfrutar de la proyección, un centenar se quedó fuera.

Tras disfrutar de las películas propuestas, se estableció un diálogo sobre su contenido con reflexiones por parte de los internos a cerca de su mensaje. Sirva ésta de muestra: “Siempre he creído que el arte en cualquiera de sus disciplinas quiere mover conciencias”. Además, los internos demandaron más información sobre los directores de los cortometrajes.

Pero no ha sido la única acción llevada a cabo con la penitenciaria. Durante los últimos tres meses el festival ha ofrecido un Taller de Guión. El curso impartido por Rafael Escudero –miembro del equipo del IBAFF y de La Sopa Escénica, colectivo que abarca la creación, la investigación, la experimentación y la formación de las Artes Escénicas– contó con 15 alumnos. Algunos de ellos asistieron también al pase de los cortometrajes y pudieron compartir sus impresiones sobre la experiencia. “Conocer a Rafa es lo mejor del taller, sólo podemos estar agradecidos por todo lo que nos ha enseñado”, contó José a los presentes. “Aquí comes, ves películas o te mueres psíquicamente. Tengo la suerte de estar trabajando en la biblioteca y gracias al taller con Rafa cada vez que vea una película, lo haré con otra mirada”, resumió Alexander.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al acceder a nuestra web aceptas su uso. Información sobre cookies